No más 23

Boda

Con 23 años fui madrina en la boda de mi hermano mayor, me vestí de traje largo y me hice un peinado terrible en una peluquería cara.

Con 23 años inventé viajar a España, reencontrarme con dos buenas amigas de toda la vida y estudiar en una universidad de verdad: la Complutense de Madrid.

Con 23 años fui la coordinadora de prensa de uno de los festivales de rock más importantes de Venezuela y me fui en una mini-gira con un rock star.

Con 23 años me pusieron una pistola en la cabeza, me quitaron todo lo material que consideraba importante, me hicieron sentir la cercanía de la muerte y el peligro de estar viva.

Con 23 años me subí a más aviones que nunca antes en mi vida. Recorrí España de punta a punta, estudié e hice amigos de distintas partes del mundo. Hice entrevistas, cubrí eventos internacionales, caminé Madrid hasta el cansancio y me enamoré perdidamente del Guernica de Picasso.
En Granada...
Con 23 años me volví a enamorar del fulano que duerme a mi lado desde hace algunos años.

Con 23 años decidí migrar de mi país, hambrienta del mundo, de nuevas experiencias, de otras culturas.

Con 23 años me abrí un perfil en facebook y me hice una cuenta en Twitter.

Con 23 años me sometí a la primera cirugía de mi vida y asumí el riesgo de verme diferente frente al espejo, luego de que me convencieran que mi salud mejoraría si mi mordida era la de una persona normal.

Con 23 años afronté la segunda separación de mi familia y agradecí que fuera menos dolorosa que la primera, aunque ahora esté “más lejos”.

Con 23 años me despedí de mi gato y de algunas de mis comodidades.

Santiago desde mi terracitaCon 23 años llegué a Chile y emprendí (nuevamente, aunque parezca imposible) el reto de crear una empresa propia con dos locos visionarios con quienes comparto gustos, experiencias y pasiones.

Con 23 años me compré el televisor más grande que he tenido, aunque probablemente con 23 años vi menos televisión que nunca antes.

Con 23 años entendí finalmente porqué todos los santiaguinos exiliados añoran tanto su cordillera.

Ya no tengo 23. Creo que fue suficiente.

Compartir:
  • Facebook
  • TwitThis
  • del.icio.us
  • Digg
  • Meneame
  • MySpace
  • Technorati
  • Google
  • LinkedIn
  • NewsVine
  • Wikio
  • Live
  • Tumblr
  • YahooMyWeb


Tags: , , ,

6 Responses to “No más 23”

  1. Javi

    El año 24 se viene intenso también..

    ;)

  2. k.ro

    tremendo post
    tremendo año
    me gustó formar parte de algunos de esos momentos
    que se vengan los 24 con todo

  3. la mengana

    faltaron muchas cosas en esa lista (buenas, regulares y malas), pero es complicado hacer recuento. A veces es necesario, pero otras veces es simplemente estúpido.

    esta vez lo hice porque de verdad fue un año intenso, extraño, complejo como él solo.

    besos y gracias por pasar…

  4. berna

    que cada año sumado sea mejor que el anterior
    todo es cuestión de actitud, como dicen por ahí
    yo espero a ver si me alcanzas :)

  5. Sole

    ¡¡¿Los 23 dejaron marca no?!! Pero prepárate porque aún no has vivido todo, queda mucho por suceder :) Y es como dice Berna que dicen por ahí: todo es cuestión de actitud.
    Te quiero! Gracias por hacerme partícipe en tu vida.
    Espero verte pronto lauri

  6. berna

    me encanta este post!
    loviu.
    b

Deja un comentario

Your comment



_valencia, verde y azul_valencia, verde y azul_valencia, verde y azul_nacho_nacho_nacho_nacho